Consulta CURP y RFC

Hasta la fecha, en ningún sitio oficial del Gobierno Federal es posible llevar a cabo una consulta CURP y RFC de manera conjunta, puesto que estos trámites corresponden a dos dependencias completamente distintas.

La primera de ellas, es decir la Clave Única de Registro de Población es monitoreada y calculada por el Registro Nacional de Población (conocido por sus siglas como RENAPO).

Consulta CURP y RFC

Desde el año de 1996 se publicó en el Diario Oficial de la Federación las normas que permitían a los ciudadanos empezar con las gestiones y la posterior tramitación de la CURP gratis.

En su momento se mencionó que este instrumento reemplazaría a todas y cada una de las claves que se utilizaban para identificar a la población. Sin embargo, aún en este 2017, muchos de esos códigos individuales siguen funcionando, debido a que varias dependencias de gobierno no han actualizado sus bases de datos.

Por su parte, el RFC o Registro Federal de Contribuyentes nació como una necesidad de conocer a cabalidad el número de contribuyentes activos que se tienen a lo largo y ancho de la República Mexicana.

La oficina encargada de anotar a los ciudadanos y a las empresas en la lista de entidades que le deben reportar una contribución periódica al fisco es el Servicio de Administración Tributaria (SAT). Éste a su vez le reporta a la Secretaría de Hacienda y Crédito Público.

Consulta CURP y RFC en línea

Las consultas tanto de la CURP como de la RFC se pueden hacer de forma individual o bien a la vez, aunque esto como ya dijimos más arriba, sin ingresar a un sitio oficial del gobierno.

Hay muchas páginas gratis que ofrecen dos tipos de software que nos pueden ayudar para obtener la CURP y el RFC gratis y así conocer los números y letras que los componen.

El primer tipo de programación que encontramos en estos sitios es una especie de “programa descargable”, el cual es posible instalarlo en una computadora que cuente con sistema operativo Windows XP o superior.

Como los dos trámites (CURP y RFC) son originarios de México, es lógico que la mayoría de estos programas vengan en el idioma español, aunque según entiendo hay algunas versiones que son bilingües.

Si tu equipo de cómputo cuenta con un sistema de antivirus, puedes descargar el software con “cierta tranquilidad”, ya que si hay algún problema, tu máquina no quedará infectada.

La otra clase de ayuda informática que nos puede socorrer a la hora de calcular la CURP y el RFC son los programas que funcionan directamente en los blogs de consulta creados por terceros. A menudo esta gente echa mano de paqueterías complementarias como podría ser el programa de hojas de cálculo.

De esa manera, el usuario lo único que debe hacer es ingresar sus datos personales (Nombre, fecha de nacimiento, género, entidad federativa en donde fue registrado etc.).

Al final de ese formulario aparecerá el botón de “Buscar” o “Calcular” según sea el caso. El interesado debe oprimirlo y esperar a que el programa haga la operación pertinente.

Postdata: El único requisito para que estas plataformas trabajen adecuadamente es que el usuario debió registrarse con anterioridad en el sitio oficial de la CURP y en el SAT.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *